Italia

Al momento de plantearse una experiencia en el extranjero, los países europeos son los destinos favoritos para los estudiantes latinoamericanos y gracias a los nuevos acuerdos académicos y gubernamentales, Italia se ha convertido en uno de los mejores países para estudiar y realizar diferentes prácticas profesionales.

Las universidades europeas disfrutan de una reputación establecida por la excelencia de sus estándares académicos, su investigación de vanguardia y su buena relación calidad-precio. Según la Clasificación de Universidades del Mundo elaborada por The Times en 2012, 31 de las 100 universidades más destacadas del mundo son universidades que están en Europa, lo que las convierte en el segundo mayor bloque de universidades tras los Estados

De acuerdo con el ranking QS Top Universities, varias universidades italianas son destacadas por su rendimiento académico. Dentro de las 200 mejores universidades del mundo se encuentra el Politécnico de Milán y la Universidad de Bolonia. El Politécnico de Milán ha obtenido recientemente el

reconocimiento por sus cursos de Ingeniería y Arte, y comparte el mismo el puesto 24 con la Universidad de Princeton en Ingeniería y Tecnología. La Universidad de Bolonia es una de las instituciones más antiguas que existen y ha trabajado para mejorar el nivel de la educación superior en Europa. Otras universidades con fuertes programas son la Universidad Sapienza de Roma y la Universidad de Milán, la cual ofrece programas en inglés.

 Las licenciaturas y programas que se imparten en inglés se están convirtiendo poco a poco en algo común en Italia. Las instituciones innovadoras, como la John Cabot University —una institución estadounidense en Roma—, ofrecen cursos a los estudiantes internacionales. Otras universidades italianas, como la como la Universidad de Milán y la Universidad Católica del Sagrado Corazón, imparten licenciaturas y maestrías en inglés. Italia siempre ha sido un destino muy popular en el extranjero para los estudiantes y cada vez es más accesible a aquellos que no hablan italiano.