Rusia

El prestigio de realizar estudios universitarios en lugares como los Estados Unidos o países de la Unión Europea, no está en duda. Pero estudiar en la Federación de Rusia, algo no tan habitual, comprende una experiencia única para muchos estudiantes latinoamericanos.

Actualmente, la oferta educativa rusa es amplia y actualizada. A pesar de los cambios, la calidad de la enseñanza es una variable que se mantiene desde la época soviética. Lógicamente, existen programas educativos que cuentan con una excelencia comprobada en su larga trayectoria y que logran atraen a la mayoría de los estudiantes.

En el número de estudiantes extranjeros, que asciende a unos 250.000, Rusia ocupa el quinto lugar del mundo. En general, en Rusia uno de cada veinte estudiantes procede de otro país. La educación en Rusia es atractiva gracias a su bajo coste, a la existencia de plazas financiadas por el Estado y a la oferta formativa. Una parte considerable de los estudiantes extranjeros (un 80 %) proceden de los países de la antigua URSS, en los que la lengua rusa está muy extendida, algo que elimina las barreras para recibir formación en Rusia.

Rusia es innovadora en el ámbito de la organización del proceso educativo. Por ejemplo, el sistema de educación adicional aporta conocimientos y habilidades, y a su vez,  permite que el estudiante escoja de manera individual el programa de desarrollo. Ayuda de este modo a que el alumno tenga una motivación y un nivel de realización totalmente distintos.

Las metodologías utilizadas para la preparación de especialistas en el ámbito de las ciencias naturales como Física, Matemáticas e Ingeniería, son muy buenas y existe una alta calidad en la formación de especialidades artísticas y estéticas.